COL·LEGI D'ENGINYERS GRADUATS I ENGINYERS TÈCNICS INDUSTRIALS DE GIRONA - Pòlissa Responsabilitat Civil Professional

Col.legi d´Enginyers Técnics Industrials de Girona

Tornar al Menú

Pòlissa Responsabilitat Civil Professional

Què és la responsabilitat civil professional? estic obligat a tenir una pòlissa de RC? quins són els danys que podem ocasionar a un tercer?....

La Responsabilidad Civil en el ámbito profesional adquiere cada vez mayor relevancia y el desconocimiento de las situaciones que generan responsabilidad y carecer de coberturas apropiadas puede tener graves consecuencias.

Una de las profesiones más afectadas en lo referente a reclamaciones por responsabilidad civil profesional es la ingeniería, sobre todo debido a la creciente cultura en la sociedad actual a la reclamación y a la tendencia clara de los Jueces a imputar a todos los intervinientes en una obra o trabajo. De ahí la necesidad de tener claros los conceptos básicos de la Responsabilidad Civil Profesional, que intentaremos definir mediante ejemplos prácticos reales, y tener contratada una póliza que haga frente a las indemnizaciones que correspondan a terceros por los daños causados, ya que en caso de no tenerla, el profesional debería hacer frente a ellas con su patrimonio personal.

Para poder explicar que es la Responsabilidad Civil Profesional y por consiguiente que se tiene cubierto cuando se contrata una póliza para el citado riesgo comenzaremos por definir que es la Responsabilidad Civil.

La Responsabilidad Civil es que la obligación de reparar un daño causado a un tercero, obligación recogida en el Art. 1902 del Código Civil. Uno de los casos más claros de Responsabilidad Civil, que la mayoría de nosotros tenemos en mente, es el de un accidente de tráfico. Cuando golpeamos a otro vehículo como consecuencia por ejemplo de una mala maniobra y causamos daños a ese otro vehículo tenemos la obligación de asumir el coste de la reparación.

Cuando hablamos de Responsabilidad Civil profesional, nos referimos a aquéllas obligaciones de eparar un daño producido por un error u omisión cometidos en el ejercicio de una profesión.

De esta forma los daños causados a terceros derivados del ejercicio de una profesión son los englobados en el concepto de Responsabilidad Civil Profesional. Dichos daños pueden ser de cuatro tipos: materiales, personales, consecuenciales y patrimoniales primarios.

Para poder ver clara la diferencia entre un tipo de daño u otro lo mejor es pasar a ejemplificar cada uno de ellos con casos reales en los que la compañía aseguradora ha asumido la indemnización.

Daños materiales.
(Destrucción o deterioro de las cosas o de los animales).

El siniestro que nos sirve de ejemplo para aclarar esta cobertura nace de un incendio producido por un cortocircuito. Nuestro ingeniero llevaba el proyecto y dirección de obra de reformas de instalación eléctrica en un hotel. Se declaró un incendio en una de las placas de control domótico de una habitación debido a la sobreintensidad que provocaba dicho elemento y a que se había colocado un disparador de calor para lograr que la instalación siguiera funcionando aunque la potencia demandada desde la habitación estuviera por encima de la prevista por el fabricante.
Los desperfectos causados en una de las habitaciones por el incendio producido (únicamente daños materiales) fueron reclamados a todos los intervinientes de la obra entre ellos el director de obra que suscribió el certificado final y que fue condenado al pago solidario de la indemnización correspondiente por los daños causados.

Daños personales.
(Se define como tal la muerte, lesión o menoscabo de la salud de las personas)

Nuestro asegurado realiza el proyecto, dirección de obra y coordinación de seguridad y salud de los trabajos de montaje de un montacargas en una nave industrial. Un operario se disponía a colocar un soporte metálico ascendiendo para ello por una escalera manual apoyada en la base de una plataforma y en la pared donde se debía colocar el soporte. En su ascenso, en el que el trabajador no llevaba casco ni ninguna otra media de protección y la escalera no tenía estabilidad suficiente, se produce la caída con consecuencias mortales.
Al ser el responsable de la coordinación de seguridad y salud de los trabajos de montaje el ingeniero es condenado al pago de la indemnización correspondiente a los familiares, indemnización que abonó la compañía.

Los daños materiales y personales son los más sencillos de entender pero damos un paso hacia delante para ejemplificar casos de Daños consecuenciales y Patrimoniales Primarios conceptos un poco menos conocidos y por ello algo más complejos que los anteriores.

Daños consecuenciales
(Pérdida patrimonial económicamente evaluable consecuencia directa de los daños personales o materiales sufridos por el reclamante de la misma).

El cliente de nuestro ingeniero le encarga el proyecto y la Dirección de obra de la reforma de un local comercial. Debido a errores en medidas en ajustes de desagües se produce una inundación al mes y medio de la inauguración de local. Como consecuencia de dicha inundación se producen daños materiales en el local afectado y en el local contiguo. El local afectado a su vez debe permanecer cerrado por un periodo de un mes semana para reparar los daños causados y los errores en la medición de los desagües.

La reclamación a nuestro ingeniero es por varios conceptos: daños materiales producidos en el local donde se realizaron las obras y los producidos en el local contiguo y el perjuicio económico producido por no poder tener el local comercial abierto al público. Este perjuicio es el definido como daño consecuencial.

Todas las cantidades reclamadas fueron abonadas por la compañía de seguros.

El ingeniero no cometió el error, más común de lo que nos pensamos, de llegar a un acuerdo por su cuenta por la cantidad que le exigía su cliente. Mediante un informe pericial por parte de la compañía se fijó una indemnización justa para todas las partes.

Daños patrimoniales primarios.
(Pérdida Patrimonial no consecuencia directa de los daños personales o materiales sufridos por el reclamante de la misma)

Nuestro asegurado recibe una llamada de la empresa que le ha contratado como profesional de libre ejercicio para realizar el proyecto y la dirección de obra de la Instalación de electricidad, fontanería, ventilación e instalación contra incendios en un aparcamiento subterráneo.

El ingeniero diseña unas zonas de detección con un determinado número de detectores por zona. Una vez terminada la instalación e incluso realizado el certificado final de obra, debida a la conexión de un número excesivo de detectores por zona, se produce un inadecuado funcionamiento de la centralita y del sistema de detección de incendios.

Para reparar esta deficiencia la promotora de los aparcamientos tuvo que realizar una modificación en la instalación por la cual tuvo que incurrir en unos determinados costes.

La promotora reclama a nuestro asegurado los costes en los que ha tenido que incurrir para modificar la instalación. Es un ejemplo de daño patrimonial primario, ya que no se ha producido ningún daño material (incendio provocado por el no funcionamiento del sistema de detección de incendios) ningún daño personal (herido o fallecido en el incendio) pero si ha existido un perjuicio económico a un tercero causado por un error en el diseño de la instalación. El coste reclamado por dicho perjuicio económico fue asumido por la aseguradora.

Cuando dicho ingeniero recibió la llamada de la empresa promotora, no esperó a recibir una reclamación formal por parte de su cliente sino que ya directamente informó a la aseguradora relatando los hechos. A esta información se le llama declarar un siniestro, obligación del asegurado ante la compañía de seguros.

Esperamos que con todos estos ejemplos se hayan aclarado determinados conceptos básicos sobre las coberturas de una póliza de responsabilidad civil profesional. Aún así advertir que dado que cada caso es único y todos tienen infinidad de matices, es imprescindible a la vez que una "buena póliza" un asesoramiento de calidad por parte del corredor de seguros cuando desgraciadamente el ingeniero tiene un siniestro y precisa utilizar sus servicios.

MARSH

Col·legi d'Enginyers Graduats I Enginyers Tècnics Industrials de Girona C/ Barcelona, 33, 1r 17002 Girona Tel. 972 207 444 cetig@cetig.cat Avís Legal


Desarrollado por ATTEST